Aigua Xelida, una cala preciosa entre Tamariu y Palafrugell

Las claras aguas turquesa de Aigua Xelida (que puede ser entendido como “agua helada”) siguen siendo un remanso de tranquilidad a pesar del intenso turismo de la Costa Brava, gracias a su apartada localización, a mitad camino entre las poblaciones de Tamariu y Palafrugell, una preciosa localidad del Baix Empordà. Durante décadas la apartada y pequeña playa pasó desapercibida para la mayor parte de la gente, pero en la actualidad es mucho mas conocida y accesible, por lo que durante el verano la ocupación que tiene es de tipo medio.

Aunque Aigua Xelida o Xellida se encuentra dentro del término municipal de Palafrugell muchas personas relacionan esta preciosa cala de la Costa Brava con la población de Tamariu. La razón es muy simple, su inacesibilidad, al estar rodeada de rocas y pinares. Resulta que durante la mayor parte del siglo XX la única forma que existia para acceder a este punto del litoral por tierra era hacerlo a través de un sendero que partía desde Tamariu, mientras que desde Palafrugell no había ningún camino.

La cala tiene una longitud de unos 45 metros y una amplitud de 12 metros, y la única forma de acceder sigue siendo a pie, aunque ahora el acceso es más sencillo ya que se puede llegar en coche hasta la urbanización Aigua Xelida. Así que aparcando en el lugar correcto sólo tendrás que hacer un corto trayecto bajando unas escaleras que te llevarán hasta la cala.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *