Cala Claper de Portbou: roca, viento y mar

La gran cantidad de inconvenientes que tiene la Cala Claper hace que la mayor parte de turistas nunca vaya a ella, pero por ese mismo motivo consigue una ventaja a considerar, que suele ser muy tranquila y no va casi nadie. En meses de verano como julio y agosto en los que la ocupación de la Costa Brava es máxima es una opción para todos los que esten de vacaciones en Portbou.

En cuanto a su morfología se trata de una cala estrecha y alargada, con una anchura irregular que va desde unos pocos metros a más de 1o metros de profundidad en algunas zonas. Otros puntos fuertes de la Cala Claper son sus aguas cristalinas y la belleza inhospita de sus paisajes, en los que la roca, el viento y el mar son los protagonistas.

El primero de los inconvenientes es que se trata una playa de grava y piedras rodadas, rodeadas de rocas. La arena no la verás por ningún lugar y no es el sitio más cómodo del mundo para tumbarse a tomar el sol, aunque eso depende también de las costumbres de cada uno.

El segundo punto a considerar es que es una playa de acceso complicado por tierra, que está envuelta de grandes pendientes y acantilados. La distancia desde Portbou a la Cala Claper es pequeña, poca más de 1 km, pero el camino no es sencillo y hay que bajar por zonas de roca por las que es mejor no ir con niños. Si te decides a ir, en unos 15 minutos se llega  a la playa.

Como punto número tres está el viento. Al ser un punto de la costa expuesto al mar abierto hace que los días de viento las olas lleguen con más fuerza que a aquellas calas que están en entrantes del mar, mucho más protegidas. El viento también puede resultar incómodo mientras se está fuera del agua, sobre todo si llevas revistas o libros para leer mientras tomas es el sol.

El cuarto aspecto que hace que la gente no vaya a esa cala a bañarse en verano es que tiene una fuerte pendiente, y eso junto a las olas y su posición hace que el baño en ella tenga más riesgo que en otros puntos de la costa de Portbou. El último punto a tener en cuenta es la falta de servicios, algo lógico y que se produce en la gran mayoría de calas apartdas y con un acceso complicado.

¿En que casos te puede interesar ir a la playa? Si eres joven, no te importa andar y te gustan las playas tranquilas esta cala de la Costa Brava te puede gustar. Sin embargo guardate la opción para días en los que el viento no sople demasiado y tus otras opciones estén abarrotadas. También es un buen sitio para ir de excursión y disfrutar de sus vistas de la costa. Perfecto si quieres hacer fotografías o pintar el oleaje del mar contra las rocas.

 

Comments (0)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *