El barrio judio de Girona, el Call

Durante la Edad Media la mayor parte de las ciudades de la Europa cristiana permitian que los judios cohabitaran con ellos, más o menos integrados dentro de la sociedad. En los reinos de Aragón y Castilla se les fue excluyendo progresivamente, prohibiendo su presencia en determinadas calles, haciendo que vivieran en zonas restringidas y finalmente forzando su expulsión. La ciudad de Girona conserva aún parte del barrio medieval judio, que en catalán llaman el Call, una palabra que tiene su origen etimologico en la palabra «comunidad» del hebreo.

El valor de la judería de Girona se debe a su antiguedad ya que muchos de los barrios judíos que se conservan bien en otras ciudades de Europa son de épocas posteriores. Por ello las calles de Call junto al resto del casco histórico son consideradas Bien de Interés Cultral.

Que ver y hacer en el Call

Lo que te encontrarás en el barrio judio de Gerona es un conjunto de callejuelas entrelazadas, formadas por calzadas y paredes empedradas. Algunas de ellas tienen arcos, pasajes y otros elementos que le aportan un toque de encanto. Dar un paseo por esta parte del casco histórico es muy agradable y en ella podrás encontrar dos puntos de interés.

1. Museo de Historia de los Judios

El Museo está integrado dentro del Centro Bonastruç ça Porta, en edificios que forman parte del barrio judio y han sido reconstruidos. En el interior hay varias salas de exposición permanente en la que se exponen la historia del barrio judio, algunos restos encontrados en la ciudad y se presentan algunos personajes históricos relevantes. Su visita permite acceder también a restos arqueológicos y la recomendamos.

2 Actividades y talleres en el Museo

Aparte de las exposiciones permanentes y temporales, el museo también programa actividades enfocadas a la difusión del patrimonio histórico judio. Por poner algunos ejemplo se han programado talleres de cocina judia, de escritura hebrea, teatro y cuentos para niños. Con un poco de suerte alguno de ellos coincidirá en tu viaje a la ciudad de Girona.

3. Nits de pel·lícula al Call

Desde hace varios años se celebra en verano un pequeño ciclo de 2-3 películas que se proyectan en el patio del Centro Bonastruç ça Porta, las películas son en versión original y subtituladas normalmente en catalán.

Historia de la judería de Girona

El primero documento que revela que en la ciudad de Gerona vivian familias no cristianas es del año 888, aunque el Call tal y como se conoce se cree que empezó a formarse a partir del siglo XII. Durante la Alta Edad Media las familias judías se fueron concentrando en la zona de la calle de la Força, llegando a vivir alrededor de unas 800 personas judías. Allí se hospedaron algunos judios relevantes: pensadores, filosofos, cabalistas, poetas. De todos ellos el más conocido es Mosse ben Nahman, cuyo sobrenombre es Bonastruc ça Porta.

En 1492 la expulsión de moriscos e infieles realizada por los Reyes Católicos obligó a todas las comunidades judias a hacer desaparecer sus sinagogas. En Girona se vendió la sinagoga y otros espacios anexos que se usaban como hospitales, baños o zonas de ritos judíos. Gracias a los documentos de compra venta se ha localizado en que zonas se encontraban estos edificios. Algunos de ellos se destaparon a través de excavaciones arqueológicas, desvelando por ejemplo la piscina en la que se realizaban baños rituales.

Si tienes interés en la historia de la judería de Girona puedes ver más detalles en este cronograma
http://www.girona.cat/call/ruta/crono.php?l=es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *