El Castellar, un antiguo islote de Port de Llançà

Lo que en el pasado fue un islote situado a unos metros de la costa de la actual Girona el tiempo y los agentes geológicos han echo que hoy en día esté unido por tierra a Port de Llançà, una pequeña población de pescadores que ha ido creciendo en gran medida gracias a la influencia económica del turismo. El Castellar, también conocido como Castellà o Castelar, és ahora una elevación rocosa que se ha convertido en un rasgo característico del municipio que domina el puerto y que tiene un mirador ajardinado, punto ideal para poder ver el mar Mediterráneo a una distancia considerable.

Un paseo a Port Llançà al Castellar

El paseo que hay desde el centro de Port de Llança hasta el mirador de El Castellar es muy agradable en cualquier momento del año, aunque aún se vuelve más especial durante los meses de otoños, invierno y primavera en los que no hay tanta gente de turismo en la Costa Brava. Como el camino es muy sencillo y la distancia inforior a 2 km, puedes considerar el paseo como una mini-excursión que puedes hacer en familia y con niños pequeños que puedan andar. El recorrido es ideal para dejar volar los sentidos. El ritmo de las olas, el agradable aroma del mar y las hermosas vistas que se expanden hacia el sur hasta Port de la Selva y al norte hasta Portbou. Sentir la tranquilidad de este paseo es un buen motivo más para hacer una escapada de fin de semana a Port Llancà.

La historia del Castellar.

El antiguo islote del Castellar, a lo largo de su historia, ha sido utilizado para múltiples funciones, y la gran afluencia de restos lo certifica. Se han encontrado vestigios de la época del Bronce Final (X-VII a.C.), trozos de cerámica, decoraciones, entierros, etc. También se han encontrado señales de épocas posteriores como la Torre de Vigilancia de planta circular, probablemente de época Medieval. Su destrucción data del siglo XVIII (Guerra dels Segadors). Durante los años de la Segunda República (1931-1936), se construyeron dos búnkeres entre las rocas de la cima del Castellar, todavía hoy visibles.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *