Jardín botánico Pinya de Rosa

Aunque no es tan conocido como el Marimurtra, de los dos jardines botánicos que hay en Blanes el que tiene una mayor cantidad de especies diferentes es el jardín Pinya de Rosa. En su interior se han plantado y cuidado con esmero más de 7.000 especies de todo el mundo, entre las que destacan los cactus, las plantas crasas y otras especies tropicales . Por ello visitar sus instalaciones a las afueras de la población de Blanes (también es fácil de visitar desde Lloret de Mar) es un placer para todos los amantes de las plantas y de la vida.

Como llegar al jardín Pinya de Rosa

El jardín está a las afueras de la ciudad de Blanes y se llega a él por carretera. Aparte de ir en coche existe la opción de llegar con el autobus turístico de Panoramic Blanes.

La ruta con el autobús turístico es circular y tiene parada en Blanes (Plaça de Catalunya) y en Lloret de Mar, el precio del tiquet básico es de 5 € y existe la posibilidad de pagar un billete por 10 € que incluye ya el ticket de entrada al jardín botánico Pinya de Rosa además de poder subir y bajar en todas las paradas del autobús.

Para ver cómo llegar a Blanes, puedes mirar nuestra guía de turismo en Blanes.

Horarios y precios

El jardín está abierto todos los días del año, de lunes a domingos con un mismo horario.
Sus puertas se abren a las 9 h de la mañana y se cierran a las 18 h.

Los precios de las entradas son.
– Entrada normal: 4 €
– Entrada reducida: 3 €, jubilados, estudiantes.
– Entrada para grupos: 3 €, para grupos de 10 o más personas.
– Entrada más autobús: 10 €.

Colecciones de plantas

Entre las mejores colecciones de plantas del jardín botánico Pinya Rosa hay que destacar las que se consideran que estan entre las mejores del mundo:
– Aloe: genero de plantas crasas, al que pertenecen por ejemplo la famosa Aloe Vera.
– Agave, un genero de plantas nativo de Méxio y Nortemérica, en el que la mayor parte de especies son suculentas.
– Opuntias, un genero de la família de los cactus (también son plantas crasas o suculentas) propio del continente americano.
– Yucca, un genero de plantas suculentas de la família agavaceae nativas de Centroamerica y Norteamérica, que tiene unos característios racimos de flores blancas.
– Otros cactus, junto a las opuntias la colección de cactus del jardín botánico supera las 600 especies.

Historia del jardín tropical Pinya Rosa

En 1945 el ingeniero industrial Ferran Riviere de Caralt adquirió la finca en la que hoy se puede visitar este jardín botánico e inicio la empresa de crear un jardín privado. La idea de crear un jardín la tenía desde niño, así que unió su pasión por los viajes, el coleccionismo, los cactus y las plantas crasas para hacer realidad poco a poco su sueño.

Cuando inició su jardín botánico Feran ya era un gran apasionado de los cactus y plantas crasas. Algo que le llevó en 1953 a ser miembro de la International Organization for Succulent Plant Study, estrechando lazos con muchos botánicos especializados en este tipo de plantas. Durante años buscó, trasladó y cuidó especies botánicas de diferentes partes del mundo. Una parte de ellas fueron conseguidas en sus viajes, aunque otras llegaron a sus manos a través de viveros, jardines y colecciones privadas, por las dificultades que supone exportar plantas de un país a otro.

En su origen el jardín Pinya Rosa fue privado y todas las especies estaban clasificadas. Pasear entre sus cactus era una maravilla posible sólo para aquellas amistades de Ferran que visitaban su finca. El jardín tardó décadas en ser tal y como lo conocemos, y ese proceso hizo de Ferran un famoso experto en cactologia hasta el punto que otros botánicos le dedicaron el nombre de algunas plantas suculentas al descubrirlas y classificarlas, como por ejemplo la Echinopsis riviere-de-caraltii, dedicada pel professor Martín Càrdenas Hermosa en 1971.

Tras la muerte Ferran Riviere de Caralt en 1992 se fueron perdiendo parte de las plantas menos resistentes, además las especies que formaban las diferentes colecciones quedaron sin identificar. Con la posterior expansión turística de la Costa Brava el jardín privado abrió sus puertas para que los viajeros pudieran disfrutar de sus colecciones de plantas y al mismo tiempo hacer que los jardines fueran sostenibles. En la actualidad se trabaja en clasificar todas las especies y en ampliar algunas de las colecciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *