Almadraba Park Hotel, un 4 estrellas de Rosas con restaurante

El Almadraba Park hotel reúne casi todo lo necesario para hacer de cualquier estancia un recuerdo inolvidable. La amabilidad de su personal, junto a las increíbles vistas que pueden disfrutarse y la calidad de su cocina, hacen que la mayoría de sus huéspedes no tengan sino palabras de elogio hacia el hotel y sus empleados.

Entre los aspectos menos negativos pueden señalarse ciertas deficiencias en el wifi, unos precios algo elevados en el bar y unas habitaciones menos “glamourosas” de lo que el entorno sugiere. Pero nada de ello empaña la experiencia de alojarse en este hotel, el cual, registra un alto grado de satisfacción entre su clientela.

01-Instalaciones generales

Este establecimiento hotelero de categoría cuatro estrellas cuenta con 60 habitaciones repartidas en tres pisos, seis de las cuales son tipo suite. Dispone de ascensor, y hay parking gratis privado, sin que sea necesaria reserva previa. Entre sus instalaciones de ocio pueden señalarse dos piscinas, y una pista de tenis. Cuenta con sala de reuniones y banquetes y servicio de fax/fotocopiadora.

02. Precios baratos

El precio de la habitación doble estándar que puede tomarse como referencia es de 113 € por noche. Si las estancias son de larga duración ( más de 5 noches), el hotel dispone de un precio especial de 101 euros noche, si bien éste no se aplica en temporada de verano. Además se ofrecen diversos packs que incluyen extras al margen del alojamiento. Estos extras pueden ser de tipo gastronómico o mediante la organización de actividades.

La impresión que se desprende de los comentarios que los usuarios hacen al respecto del hotel y sus precios es de que estos son algo elevados, si bien, por lo general, los dan por buenos dado el alto nivel de casi todos los apartados.

03. Limpieza

En lo referente a limpieza, las opiniones coinciden en que es excelente, sin que se registre ningún tipo de queja al respecto. El hotel, además, cuenta con servicios adicionales, como el de planchado, limpieza en seco y lavandería.

04. Confort de las habitaciones

Las habitaciones del Almadraba park son amplias y cómodas. Su decoración es sencilla, quizás algo más de lo que cabría esperar de un hotel de esta categoría, pero cuentan con todo lo necesario: baño privado, aire acondicionado, radio y TV vía satélite, además de un balcón desde el que se pueden disfrutar de uno de sus mayores atractivos, las vistas a la bahía.

Puede decirse que sin ser lo más destacado del hotel, cumplen con los mínimos que se piden a un hotel de esta categoría, y que al menos, en lo que se refiere a amplitud, satisfacen cualquier expectativa. Se echa de menos un equipamiento y decoración algo más modernos, pero tampoco puede decirse que decepcionen. Eso sí, mientras que en otros apartados el Almadraba Park cumple con excelente nota, el confort de las habitaciones es uno de los puntos en los que el hotel tiene margen de mejora.

05. Localización y comunicaciones.

Si hubiese que destacar un solo punto fuerte del hotel Almadraba, muchos optarían por señalar que es su ubicación. A 2 minutos a pie de la playa y situado en un precioso entorno, el parque natural de Cap de Creus, su cercanía al mar proporciona unas vistas únicas e incomparables.
Bien es cierto que no se encuentra próximo a Roses, pero desplazarse del pueblo al hotel no supone más que otra ocasión de disfrutar de los parajes naturales que adornan sus alrededores, por lo que, más que como un inconveniente, puede calificarse como un atractivo más, ya que permite disfrutar de la belleza de la costa.

06. Diseño.

La estructura hotel y su arquitectura ofrecen multitud de espacios de privacidad, lo que acentua la sensación de lugar tranquilo. En cuanto a su decoración, es moderna, sencilla y funcional, sin alardes, pero con buen gusto y sobriedad. En resumen, un apartado en el que no destaca de manera especial pero tampoco desentona.

07. Atención y personal.

La recepción está abierta 24 horas, y cuenta con servicios de información turística y guardaequipaje. El personal atiende a los clientes hasta en 4 idiomas, inglés, español, francés y catalán, y por lo general, los huéspedes se muestran contentos con el trato, que califican de excelente. Desde el botones, al personal de recepción o de restaurante, la atención con los huéspedes siempre se caracteriza por un alto grado de amabilidad.

08. Tecnología y Wi-Fi.

El hotel cuenta con conexión a internet gratuita WIFI en todas sus instalaciones, sin embargo, algunos clientes señalan que es un aspecto a mejorar, ya que la señal no es consistente en determinadas áreas, especialmente en las habitaciones, donde hay bastantes quejas de su funcionamiento.

09. Ocio y exteriores.

El Almadraba Park se encuentra ubicado en un magnífico entorno natural, el cual ofrece innumerables posibilidades de ocio. Además de su piscina y de sus hermosos jardines, el acceso a la playa es muy cercano, y en las propias instalaciones del hotel pueden practicarse deportes como tenis, squash o ping pong. Quienes deseen disfrutar de la naturaleza que rodea al hotel pueden hacerlo sin mayores problemas. El hotel tiene servicio de alquilar de bicicletas, por lo que puede realizarse cicloturismo por los alrededores, así como también rutas de senderismo.

Saliendo de lo que son propiamente las instalaciones o los alrededores, también hay una interesante y variada oferta de ocio. A menos de 4 km se encuentra la Ciutadella de Roses, y a algo más de 5 km, el parque acuático Aquabrava. Los amantes de las sensaciones pueden probar el Tunel del viento que se encuentra a tan sólo 8 km del hotel, y algo más lejos, a 9 km, los amantes de la cultura pueden visitar la casa de Salvador Dalí o el Monasterio de Sant Pere de Rodes.

Además de todo esto, el parque natural de los Aiguamolls o el campo de Golf Peralada, son otras posibilidades que también se encuentran a una distancia no demasiado alejada del hotel, en un radio entre 10 y 20 Km.

10. Niños.

El hotel admite niños de cualquier edad. De forma gratuita se puede alojar un menor de 2 años utilizando una cuna. También cuenta con niñera y servicios infantiles a disposición de aquellos padres que viajen con pequeños y puedan necesitarlos en un momento dado.

11. Spa & relax.

En cuanto a instalaciones de spa y relax, el Almadraba cuenta con bañera de hidromasaje/jacuzzi y una piscina de agua salada. Se trata de un lugar perfecto para pasar unos días de relax, ya que se encuentra en un entorno muy silencioso. El único pero es que a primeras horas de la mañana y debido a la actividad de empleados y huéspedes saliendo de sus habitaciones, el nivel de ruido aumenta ligeramente, pero nada que pueda considerarse de demasiada importancia. En definitiva, un hotel ideal para quienes busquen tranquilidad.

12. Restauración.

A nivel de restauración, los huéspedes cuentan con dos bares y un restaurante, en el cual, además del desayuno tipo buffet, se puede comer a la carta y también se sirven menús dietéticos a petición. Otras opciones disponibles son las de desayunar en la habitación o encargar almuerzos para llevar.

El desayuno se sirve en la gran terraza del restaurante, lo que permite disfrutar de unas increíbles vistas al mar, y consiste en un buffet frío, aunque pueden pedirse productos cocinados sin coste adicional. Hay posibilidad de alojarse en régimen de media pensión, si bien la comida o cena no son tipo buffet y hay que adaptarse al menú que prepara la casa, algo que tampoco supone un problema ya que este es muy amplio y variado.

Como suele ser habitual, hay opiniones para todos los gustos en cuanto a la calidad del buffet, mientras unos lo califican de excelente y variado, para otros es un tanto justo, pero en líneas generales, la sensación es la de que el servicio de restauración es bueno y está acorde con la categoría del establecimiento. Las únicas quejas recibidas en este sentido no son en cuanto a la calidad de la comida, sino en lo que se refiere al elevado precio de algunos productos en el bar.

13. Con encanto.

Sin duda, gracias a la calidad de sus instalaciones y sobre todo a la excelente ubicación y vistas que posee, el hotel Almadraba Park puede considerarse un hotel con encanto. Esto es así porque no se trata simplemente de un establecimiento diseñado para hacer noche, sino que cuenta con toda una serie de servicios enfocados a hacer de la estancia un recuerdo especial. Pasear por sus jardines o disfrutar de una vista panorámica del mar hacen que sin duda sea un lugar en el que cualquiera se siente verdaderamente en un entorno mágico.

14. Mascotas.

El hotel admite que se alojen mascotas, aunque pueden aplicarse suplementos. Sin embargo, los animales que se alojen en el hotel no pueden tener acceso a zonas determinadas, como la piscina o el restaurante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *