Hotel de Camprodón, un 3 estrellas con piscina

Poder disfrutar de todas las comodidades modernas en un ambiente clásico es la principal característica de este establecimiento, cuya decoración ambientada en los inicios del siglo XX supone un atractivo muy valorado por su clientela.

Una buena ubicación, un trato exquisito, limpieza y esa atmósfera especial que se respira en él son las principales razones que llevan a sus huéspedes a elegirlo. A pesar de ello, su oferta gastronómica es mejorable, y seguramente obtendría muchas más valoraciones positivas si se pusiese un mayor interès en este apartado.

Un hotel con encanto para quien busca una experiencia distinta.

Valoraciones del alojamiento

01. Instalaciones generales.
02. Precios baratos.
03. Limpieza.
04. Confort de las habitaciones.
05. Localización y comunicaciones.
06. Diseño.
07. Atención y personal.
08. Tecnología y Wi-Fi.
09. Ocio y exteriores.
10. Niños.
11. Spa & relax.
12. Restauración.
13. Con encanto.
14. Mascotas.

Review / opiniones del Hotel de Camprodón

01. Instalaciones generales.


Este precioso hotel, de algo más de cien años de antigüedad, tiene una categoría de tres estrellas, y pone a disposición del público un total de 38 habitaciones, todas con baño propio y calefacción. El hotel tiene ascensor, pero no parking, si bien hay uno privado no muy lejos y a menos de un minuto hay zonas donde dejar el coche sin problemas.

Entre sus instalaciones cuenta con sala de reuniones/banquetes, sala de juegos, sala de lectura, bar, restaurante, jardín y piscina, si bien ésta no está operativa todo el año, sólo en verano.

02. Precios baratos.

El precio de la habitación doble estándar, la más económica, es de entre 75 y 90€. Además hay otras opciones superiores para la misma capacidad, como la doble superior o la doble superior con terraza, cuyos precios van de los 90-110€ de la primera a los 110-130€ de la segunda.

Las habitaciones triples y cuádruples se mueven entre los 110 y los 150€, aunque en la mayoría de ellas hay posibilidad de obtener descuentos puntualmente.

Si bien en algún caso los clientes consideran que el precio está por encima de la categoría y los servicios que se ofrecen, muchos otros encuentran que es bastante justo, aunque hay una queja generalizada. Por el precio que se cobra, el desayuno debería estar incluido.

03. Limpieza.

La limpieza puede calificarse como buena si nos atenemos a la mayoría de comentarios. Hay personas que no coinciden con esta apreciación, y consideran que es un apartado mejorable, pero a decir verdad son una minoría poco significativa. A raíz de las opiniones emitidas por quienes se han alojado allí, el nivel de limpieza que puede esperar el huésped es alto o muy alto.

04. Confort de los habitaciones.

En primer lugar hay que señalar que el hotel tiene distintos tipos de habitaciones con un mayor o menor nivel de confort. A eso se añade que junto a habitaciones grandes y renovadas hay otras más pequeñas y que no lo están, por lo que no se puede aplicar una valoración general que se ajuste a todas las habitaciones del hotel.

Sin embargo, a raíz de los comentarios recogidos, puede considerarse que el hotel es cómodo aunque también algo frío y vetusto. Las camas y las almohadas, como es habitual, van al gusto personal, hay quienes las encuentran extraordinariamente cómodas y quienes piensan todo lo contrario.

Los baños reciben igualmente opiniones diversas. Algunos son modernos, aunque con toques kitch, otros los califican de incómodos, y en algunos casos se señala que tienen únicamente lo justo. Las opiniones negativas hacen mención al mal estado de las toallas, algún desperfecto en la ducha, o escasez de artículos de baño.

Como valoración general se puede considerar que algunas habitaciones son amplias y confortables, aunque otras no tanto.

05. Localización y comunicaciones.

El hotel está muy bien situado, en pleno centro del pueblo, entre una bonita plaza y el río, en un lugar ideal para visitar la zona de tiendas del pueblo y realizar excursiones por la zona. Los aeropuertos más cercanos son los de Girona – Costa Brava, a 56,8 km, y el de Perpiñán – Rivesaltes a 63,1 km

Los huéspedes consideran que su ubicación es excelente, ya que además de estar bien comunicado, permite conocer el pueblo y los alrededores sin tener que realizar grandes desplazamientos.

06. Diseño.

El Hotel fue construido en 1914, está conservado de origen, y mantiene original su encanto en las zonas nobles. La zona de descanso está reformada, pero se ha mantenido en todo momento el estilo modernista inicial.

Hall, pasillos y habitaciones cuentan con un mobiliario de época que le da un toque kitsch, pero que forma parte de su indudable encanto.

No es un hotel para quien busque vanguardia, al contrario, lo disfrutarán mucho más los amantes de lo antiguo. Su arquitectura y decoración, con preciosos cuadros que adornan sus paredes, crean un ambiente muy particular, que en ocasiones recuerda a un museo.

07. Atención y personal.

Los clientes son atendidos en español o francés. Hay servicio de información turística.
El trato de todo el personal es excelente, desde el director hasta el encargado del bar, pasando por todos los trabajadores, los comentarios elogiosos acerca de su cordialidad y buena disposición son constantes.

Pese al aire un tanto aristocrático del hotel, la cercanía de los empleados hace que los huéspedes se sientan realmente cómodos, yendo más allá de lo que la profesionalidad exige.

08. Tecnología y Wi-Fi.

Hay conexión a internet Wi-Fi disponible en las habitaciones y en los salones comunes de manera gratuita. Sin embargo su funcionamiento es en ocasiones lento, y no en todas las habitaciones llega la señal.

09. Ocio y exteriores.

El hotel dispone de terraza, y un bonito y muy bien cuidado jardín con piscina, al que se accede por un puente privado interior que cruza el río. También hay una sala donde se puede pasar el tiempo jugando a juegos de mesa.

Dada su situación, y aunque la oferta de ocio no sea demasiado amplia en lo que se refiere a instalaciones, pueden llevarse a cabo muchas otras actividades en las cercanías del hotel.
Esquí, senderismo, golf, caza y pesca, recogida de setas, actividades de aventura, hípica, o rutas en 4×4 son algunas de las muchas posibilidades que se ofrecen a los huéspedes de este hotel que quieran emplear su tiempo en otras actividades distintas al descanso.

Y para quienes tengan inquietudes culturales, hacer alguna visita a los pueblos del valle o una ruta del arte románico en Catalunya puede ser una interesante alternativa.

10. Para niños.

Pueden alojarse niños de todas las edades, aunque no hay precios ni condiciones especiales para ellos. El hotel cuenta con habitaciones familiares, pero aun así no parece especialmente indicado para hospedarse con niños.


11. Spa & relax.

Carece de instalaciones de Spa , aunque cuenta con servicio de masajes. En el hotel se respira un ambiente muy acogedor, por lo que es una elección adecuada si lo que se pretende es pasar unos días de descanso y tranquilidad.

12. Restauración.

El hotel cuenta con un bar y un restaurante. El desayuno es tipo buffet y no está incluido en el precio. Respecto a su calidad, es cuanto menos, mejorable. Las opiniones más favorables lo califican de completo aunque sin ser nada excepcional, pero muchas otras están en desacuerdo con esta valoración y lo consideran bastante pobre.

Las principales objeciones al respecto son su escaso surtido y la calidad media-baja de algunos de los productos que se incluyen en él, como embutidos, zumos (no son naturales), café o bollería.
En lo que se refiere a comidas y cenas, los menús reciben opiniones discordantes. Para algunas personas el menú es muy variado y con excelentes platos, y la presentación y el sabor están a gran altura.

Otros opinan, sin embargo, que la comida es cara y de mala calidad, llegándose en algún caso al extremo de afirmar que la relación calidad-precio del menú de la cena era la peor que se había encontrado nunca. En resumen, una oferta gastronómica y un servicio mejorables, ya que no están acordes con los precios que se cobran.

13. Con encanto.

Aunque no a todo el mundo le gusta este tipo de hoteles de estilo clásico, no se puede negar que para quienes aprecian la decoración y la atmósfera de lo antiguo, es un lugar con un enorme encanto.Su precioso salón, su sala de estar con chimenea donde disfrutar de un café, su tranquilidad y silencio…

Con independencia de las carencias que pueda tener, quienes busquen un lugar especial y con personalidad propia, donde vivir una experiencia diferente y que haga sentir como un viaje en el tiempo, encontrarán el Hotel Camprodón como el más indicado para ello.

14. Mascotas.

No se admiten mascotas en el establecimiento

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *