Hotel Carbonell, un 2 estrellas de calidad en Llançà

El Hotel Carbonell, pese a ser de categoría modesta, logra unos altos niveles de satisfacción entre su clientela, que no duda en afirmar que probablemente merecería alguna estrella más. Su éxito se basa, entre otros factores, en un trato personal muy cálido, una bonita decoración, excelente limpieza y un desayuno espectacular. A ello hay que sumar que sus precios son muy asequibles.

Pocos aspectos reciben críticas por parte de los huéspedes. Quizás la deficiente insonorización o el hecho de que no todo el hotel está renovado aún pueda hacer que alguien encuentre su estancia menos agradable si se le asigna una habitación más antígua, pero pocas más pegas pueden señalarse a un establecimiento familiar gestionado con cariño y acierto que trata de superarse cada vez más.

Valoraciones del alojamiento

01. Instalaciones generales.
02. Precios baratos.
03. Limpieza.
04. Confort de las habitaciones.
05. Localización y comunicaciones.
06. Diseño.
07. Atención y personal.
08. Tecnología y Wi-Fi.
09. Ocio y exteriores.
10. Niños.
11. Spa & relax.
12. Restauración.
13. Con encanto.
14. Mascotas.

Review / opiniones del Hotel Fonda Siqués

01. Instalaciones generales.

Este hotel ubicado en Llançá, tiene una categoría de 2 estrellas, y cuenta con un total de 35 habitaciones repartidas en 2 plantas. El hotel tiene ascensor y acceso para discapacitados. Las habitaciones disponen de baño propio, aire acondicionado, calefacción , televisión y caja fuerte.

Pese a tratarse de un hotel algo antíguo (data de 1964), una buena parte de sus habitaciones han sido renovadas, y se espera que en breve la reforma se haya realizado en la totalidad del establecimiento.

En sus instalaciones existe una zona de TV de uso común, una biblioteca, una sala de juegos infantiles, 2 terrazas exteriores, una que realiza la función de solarium y otra de espacio chill out, un lobby con un hall renovado, y un pequeño patio ampurdanés. Aunque no cuenta con parking propio, hay uno público disponible de forma gratuita a sólo 100 metros del hotel.


02. Precios baratos.

El precio de la habitación doble estándar es de 65€. Otras opciones de alojamiento son la habitación triple, que tiene un coste de 75€, y la habitación familiar, a 85€. La gran mayoría de clientes consideran que la relación calidad precio es muy ventajosa, y quienes no tienen esta percepción suele ser porque se han alojado en habitaciones aún sin reformar.

03. Limpieza.

La limpieza obtiene una muy buena valoración, destacándose por parte de los huéspedes como una de las principales bazas del hotel. A pesar de ello, no hay unanimidad al respecto y algunos clientes muestran su descontento con algunas circunstancias relacionadas con este apartado.

Sin embargo, dichas quejas (presencia de hormigas, pelos en las sábanas y la bañera), son puramente circunstanciales y no se repiten, por lo que como conclusión hay que extraer que, a pesar de que en alguna ocasión pueda existir un problema puntual, la norma es que el hotel cumple de manera muy exhaustiva con la limpieza de las instalaciones.

Mención aparte merece la tarea del personal de limpieza, que al parecer es demasiado ruidoso en la realización de sus tareas y no siempre respeta los carteles indicadores, dándose la circunstancia de que han entrado en más de una ocasión a las habitaciones mientras estaban los huéspedes en su interior.

04. Confort de los habitaciones.

Las habitaciones disponen de TV vía satélite de pantalla plana, armario y baño con bañera o ducha y artículos de aseo gratuito. Las hay de distintos tamaños, algunas todavía no están renovadas, pero por lo general, las reformadas son luminosas, con decoración personalizada y suelos de madera, ofreciendo un aspecto moderno y cuidado al detalle.

En lo que se refiere al confort, con las habituales opiniones discordantes, cabe deducir que cumple sobradamente. Las camas de matrimonio son amplias y bastante cómodas.

Por supuesto, entre quienes se han alojado allí no todo el mundo comparte ese criterio, y hay quejas de diversa índole, como almohadas incómodas, aire acondicionado ruidoso, baño demasiado pequeño, o que la televisión se encuentra a una altura inadecuada, pero no son suficientes como para considerar que el hotel no cumple con los estándares de confort exigibles.

Respecto a los baños, señalar que en muchos casos todavía no están reformados, pero aun así, presentan un aspecto correcto.

05. Localización y comunicaciones.

El hotel se encuentra situado en el centro del pueblo de Llançà, en una zona tranquila y agradable. Para llegar al puerto o a la playa hay que andar unos 15 minutos, por lo que está apartado del bullicio.

En relación a otros puntos de interés, el establecimiento se encuentra a 26 km del parque natural de Cabo de Creus, y a 15 minutos en tren del Teatro-Museo Dalí de Figueras. Llegar a Francia, Portbou, Port de la Selva o Cadaqués lleva escasos minutos, ya que están a pocos kilómetros de Llançà.

La estación de trenes de Llançá está próxima, y el aeropuerto de Girona-Costa Brava, el más cercano, está situado a 73 km. Hay servicios de traslado al aeropuerto (de pago)

06. Diseño.

La decoración del hotel es sencilla y moderna, y aunque todavía no se ha realizado la reforma al completo, el establecimiento ya tiene un aire marcadamente renovado. Las habitaciones son de estilo mediterráneo, y cuentan con innumerables pequeños detalles decorativos que les dan un encanto especial.

Hay que señalar, por tanto, que en este apartado la dirección demuestra poner un notable grado de atención, y que eso se refleja en un diseño que no pasa desapercibido y que le otorga personalidad.

07. Atención y personal.

El servicio de recepción no es permanente. El personal atiende en tres idiomas, francés, inglés y español. Hay servicio de guarda equipaje y otros como guarda bicicletas, además de información turística, que es muy valorada por la clientela por los consejos ofrecidos en relación a la zona.

Sin embargo lo que destaca por encima de todo es la amabilidad de los dueños y del personal en general. Un matrimonio que trata con exquisita educación a los clientes y pone el máximo cariño a todo lo que hace.

De hecho, el trato humano es una de las razones por las que un gran número de clientes vuelven una y otra vez al hotel Carbonell, y uno de los principales motivos por los que lo recomiendan.

08. Tecnología y Wi-Fi.

Hay conexión a internet Wi-Fi disponible en todo el establecimiento de forma gratuita. La valoración en general del servicio es bastante buena, aunque hay algunos comentarios que hacen mención de que la señal no llega a alguna habitación o que es algo inestable. Lo más probable es que dada la buena puntuación que obtiene, estos sean problemas estrictamente puntuales.

09. Ocio y exteriores.

El hotel cuenta con una oferta de ocio bastante completa. Dispone de un gimnasio, una terraza y un solarium, además de biblioteca y sala de juegos para niños con juegos de mesa, puzzles, música, DVD´s…

En los alrededores hay un buen número de restaurantes, cafeterías y mercados. Quienes quieran tener contacto con la naturaleza pueden elegir entre playa y montaña, y alejándose algunos kilómetros del pueblo, hay actividades de sobra para elegir: Tunel del viento, Museo Dalí, Parque acuático Aquabrava, un campo de golf…

10. Para niños.

Pueden alojarse niños de todas las edades, sin embargo, no se permite el uso de camas supletorias ni hay precios especiales para ellos.

Lo que si hay son habitaciones familiares con capacidad hasta para 5 personas, una sala de juegos infantiles donde los pequeños pueden entretenerse y una biblioteca con cuentos.

En líneas generales puede considerarse un hotel muy adecuado para viajar en familia.


11. Spa & relax.

El hotel no tiene instalaciones de Spa, pero sus dos terrazas equipadas con sillones son ideales para poder disfrutar de momentos de relax. El hotel es bastante tranquilo, aunque tiene un problema con la insonorización de las habitaciones.

Algunos clientes manifiestan su malestar por los ruidos de las puertas, las tuberías o por escuchar las conversaciones que tiene en el pasillo el personal de limpieza.

12. Restauración.

El hotel cuenta con cafetería y restaurante, si bien en temporada baja están cerrados y solo se sirven desayunos, un servicio obligatorio en cualquier alojamiento de sus categoría. El servicio de comidas del restaurante es correcto, ofreciendo una pensión completa a un precio competitivo.

El desayuno que sirven es de tipo buffet y tiene un precio de 6 euros, desayuno que muchos de los clientes califican como excelente o de muy buena calidad. En el desayuno se puede encontrar pan, tortilla de patatas, briocheria, zumos de fruta, tostadas de Llançà, aceite de cosecha propia, embutidos de la zona, mermeladas varias, cereales, mantequilla, yogures de marca, pasteles, fruta fresca, café de máquina hecho al momento, y cava/vino. Además, los platos son renovados con frecuencia para que siempre haya producto disponible.

13. Con encanto.

Quien quiera disfrutar de unos días de relax en la costa brava, sin duda encontrará el Hotel Carbonell como un lugar acogedor. Además de sus instalaciones, este lugar no escatima en pequeños detalles con tal de hacer la estancia lo más memorable posible.

Detalles que, como el café Nespresso o el té gratuitos, o la amabilidad en el trato de los dueños, ayudan a hacer más agradable la estancia, y otros como la decoración, que terminan por poner ese punto de encanto que todos buscamos en un hotel.

14. Mascotas.

No se admiten mascotas en el establecimiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *