Hotel Fonda Siqués, un alojamiento rústico en Besalú

Ubicado en pleno centro histórico de la turística localidad de Besalú se encuentra este hotel de estilo rústico, cuyos huéspedes califican en la mayor parte de ocasiones con adjetivos poco favorables. Los tres puntos más positivos del Hotel Fonda Siqués son, la privilegiada situación  dentro de Besalú, la posibilidad de alojarse con mascota y el disponer de parking gratuito justo en el exterior del hotel. El resto de aspectos obtienen casi siempre una pobre valoración en las opiniones de los clientes, con la que estamos de acuerdo.

Desde una preocupante falta de limpieza, a un servicio de restauración decepcionante, las quejas son de todos los colores. Habitaciones viejas, falta de wi fi en las habitaciones y otras molestias hacen que los viajeros sientan que el precio de este alojamiento de 1 estrella es caro. Ante esta tesitura el personal trata de poner de su parte para al menos atender con cordialidad a los clientes, pero en el balance general, la oferta del Hotel Fonda Siqués resulta poco atractiva.

Valoraciones del alojamiento

01. Instalaciones generales.
02. Precios baratos.
03. Limpieza.
04. Confort de las habitaciones.
05. Localización y comunicaciones.
06. Diseño.
07. Atención y personal.
08. Tecnología y Wi-Fi.
09. Ocio y exteriores.
10. Niños.
11. Spa & relax.
12. Restauración.
13. Con encanto.
14. Mascotas.

Review / opiniones del Hotel Fonda Siqués

01. Instalaciones generales.

Este hotel antiguo tiene una categoría de 1 estrella, y ofrece 26 habitaciones distribuidas en 2 plantas. Las habitaciones cuentan con baño y calefacción, un mínimo que en España se exige a todos los establecimientos con categoría de hotel. La Fonda Siqués además tiene ascensor y parking gratuito, dos puntos a favor de las personas con movilidad reducida que quieran visitar Besalú.

Hay que destacar que las instalaciones del hotel son viejas y les haría mucho bien una renovación, especialmente en los cuartos de baño y en las habitaciones. Respecto a los espacios comunes, además de la recepción, este hotel de 1 estrella tiene bar, restaurante y una sala común que suele usarse para banquetes o reuniones.


02. Precios baratos.

El precio de las habitaciones dobles del hotel es normal comparado con el precio medio de la provincia de Girona. Eso implica que es algo caro para tratarse de un hotel de 1 estrella, aunque hay que tener en cuenta que hay pocos alojamientos en Besalú y eso es un factor que suele subir el precio medio. La consequencia es que esto hace que las opiniones de los clientes bajen, ya que perciben que el precio es elevado en comparación al valor recibido.

Concretando. El precio de la habitación doble del Hotel Fonda Siqués es de unos 70 euros, mientras que la habitación triple puede reservarse por unos 90. En ocasiones es posible lograr precios más ventajosos debido a descuentos, por lo que estos precios pueden reducirse a unos 60 y 75 € respectivamente si en el momento de reservar hay una oferta disponible.

03. Limpieza.

Las opiniones referentes a la limpieza del Hotel Fonda Siqués no dejan lugar a dudas. Se trata de un apartado manifiestamente mejorable, y la dejadez con la que se aborda este problema no hace sino perjudicar la imagen del negocio. Viajeros de diferentes procedencias comentan que el nivel de limpieza de este alojamiento de 1 estrella es bajo, que se han encontrado telarañas, que en su habitación había hormigas, o que faltaba la escobilla para el WC.

Este problema no se manifiesta solo en las habitaciones, sino que también se da en el de instalaciones comunes como el bar como y otras zonas exteriores. Hasta el momento que uno tras otro los clientes manifiesten sus quejas sobre la higiene del establecimiento no ha tenido una respuesta efectiva por parte del establecimiento.

Como punto positivo hay que indicar que el Hotel Fonda Siqués ofrece servicios de pago de lavandería, de planchado y de limpieza en seco a disposición de los clientes. Sin embargo estos servicios tienen poco valor para los clientes mientras no mejore la higiene general de las habitaciones, los baños y el resto de instalaciones.

04. Confort de los habitaciones.

Las habitaciones ofrecen vistas a las montañas y todas disponen de calefacción, teléfono y TV, así como baño privado con bañera o ducha. Algunas habitaciones también cuentan con aire acondicionado, en otras, simplemente se proporciona un ventilador.

El mobiliario no solo es austero, sino también bastante destartalado, como muestra las televisiones que son pequeñas y viejas. El confort de las camas es uno de los aspectos con opiniones más variadas, debido a que se ha realizado una renovación reciente de parte de los colchones. Por ello para algunos viajeros el confort es satisfactorio y mencionan que los colchones eran nuevos mientras que otros las encuentran incómodas, duras y ruidosas.

En relación a los baños las opiniones de los clientes son demoledoras. Las instalaciones són viejas y tienen numerosas pegas: Alcachofas oxidadas, azulejos rotos, baño muy pequeño, cortinas llenas de moho, toallas rotas y deshilachadas… Así una retahíla de quejas que dejan bien a las claras que no se trata de un hotel para personas que tengan unos estándares de exigencia elevados.

05. Localización y comunicaciones.

Situado en el centro histórico del pueblo medieval de Besalú, su ubicación es la mejor característica del Hotel Fonda Siqués. El alojamiento se enclava en la zona más interesante del pueblo y todo queda cerca para quienes se alojan allí. Si además se tiene en cuenta que Besalú es uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Girona, la localización es optima para quienes disfruten del turismo rural.

A nivel de comunicaciones su situación no es tan ventajosa. El Hotel Fonda Siqués se encuentra a 34 km del aeropuerto de Girona y a 62 del de Perpignan, y para llegar a Besalú el medio principal de transporte es el coche. A su favor hay que decir que el hotel tiene un acceso sencillo y parking gratis para los clientes.

06. Diseño.

El edificio es una posada catalana típica de finales del siglo XIX, y el interior tiene un estilo rústico. Los muebles de las habitaciones están viejos y carcomidos, los suelos son de baldosa y la decoración es básica. Un hotel que no destaca por su diseño a pesar de que, debido a la antigüedad del edificio, podría tener cierto encanto si se hiciesen reformas enfocadas a potenciar este aspecto rústico.


07. Atención y personal.

El personal del hotel atiende a los viajeros que se alojan en sus habitaciones en cuatro idiomas, francés, español, inglés, y catalán. Si lo necesitas te proporcionaran información turística de la zona en recepción. Pero ten en cuenta que la recepción no permanece abierta 24 horas, de hecho, siempre se cierra antes de las 20:00 y es frecuente que a las 18:00 ya no haya nadie. En estos casos las posibles peticiones de información, reclamaciones, imprevistos o necesidades no pueden ser atendidas hasta el día siguiente.

Si bien el trato es por regla general agradable, no obtiene una valoración demasiado alta. Alguna persona refiere que los trabajadores muestran cierta apatía o desmotivación, y en concreto el servicio del restaurante deja mucho que desear en cuanto a eficiencia. También hay alguna queja sobre informaciones erróneas facilitadas por parte del personal.

08. Tecnología y Wi-Fi.

En el Hotel Fonda Siqués hay conexión inalambrica de tipo WiFi gratis, pero su alcance no llega a las habitaciones. Si viajas con tu portátil o tu teléfono móvl sólo tendrás la conexión a Internet accesible en la sala común de la planta baja.

09. Ocio y exteriores.

Si bien en este hotel rural no hay instalaciones de ocio, pueden llevarse a cabo actividades como ciclismo o senderismo en las cercanías. Aquellos viajeros menos activos siempre pueden tirar mano de la que es la actividad más común de quienes visitan el pueblo: pasear por las callejuelas de Besalú para disfrutar de su arquitectura medieval.

En el caso de estar dispuesto a alejarse algo más del pueblo, hay otras posibilidades, como visitar el parque de la Garrotxa, a 18 km, o el club de golf Torremirona, a 15 km.

10. Para niños.

Pueden alojarse niños de cualquier edad, y en el caso de los menores de dos años, sin que tengan que pagar por la estancia, siempre que utilicen cunas. Si realizas un viaje con tus hijos, ten en cuenta que una de las ventajas del Hotel Fonda Siqués dispone de niñera y servicios infantiles.


11. Spa & relax.

No dispone de instalaciones de spa y relax, aunque Besalú es un destino interesante para una escapada de desconexión en la naturaleza. El pueblo es tranquilo y por ello hay muchas opiniones de clientes que confirman este hecho. Sin embargo el nivel de ruido varia mucho en función de la habitación donde se hayan alojado y de las fechas en las que te alojes. Si son las fiestas del pueblo o la feria medieval, es más tranquilo estar en una habitación interior ya que las habitaciones que dan a la calle son bastante ruidosas.

12. Restauración.

Este hotel ofrece a sus clientes la posibilidad de desyunar, almorzar y cenar, ya que dispone de bar y restaurante. No obstante hay que considerar la idea de contratar la pensión completa. Las comidas y cenas que se sirven en el restaurante, pese a tener un pasado positivo hoy en dia la comida tampoco es un punto fuerte del Hotel Fonda Siqués. Menús con dos primeros y dos segundos a elegir, platos muy básicos y la comida, en el mejor de los casos, regular tirando a correcta.

El servicio del restaurante es otro de los puntos a mejorar, pues es extraordinariamente lento e ineficaz. Hasta el punto de que los clientes, en determinadas ocasiones, terminan por levantarse y marcharse ante los larguísimos tiempos de espera a los que tienen que hacer frente. En conjunto, la escasa calidad de la comida, la falta de limpieza y el servicio terminan por hacer que bastantes clientes expresen en sus opiniones online que es un restaurante al que no tienen idea de regresar, y que la restauración del Hotel Fonda Siques no es ni la sombra de lo que fue.

Lo que sí es más interesante es el servicio del desayuno y la posibilidad de solicitar bocadillos y almuerzos para llevar. El desayuno tiene un precio de 5 euros y es tipo buffet, sin demasiada variedad, pero con productos de la tierra.

13. Con encanto.

Besalú es un pueblo medieval con un encanto indudable y este hotel a pesar de otras deficiencias también tiene características únicas. La antiguedad del edificio y las vistas a las montañas desde las habitaciones son dos puntos de interés. Sin embargo algunos de los problemas que ya hemos comentado en aspectos básicos como el nivel de limpieza o confort de las habitaciones puedes hacer que no disfrutes de tu estancia y es un punto negativo que imposibilita que pueda calificarse la Fonda como hotel con encanto. Para lograrlo, tendría que hacer frente a algunas mejoras en el funcionamiento del .

14. Mascotas.

El Hotel Fonda Siqués admite mascotas bajo petición, aunque se aplica un suplemento. Si deseas viajar con tu perro o gato a Besalú, este hotel es una de las pocas opciones que hay, junto con la posibilidad de alquilar una casa rural en la zona.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *