Hotel Riu Flavià, un 4 estrellas en los alrededores de Olot

Este establecimiento hotelero situado en las afueras de Olot, destaca especialmente en los apartados de limpieza, atención al público y confort de las habitaciones. Se trata de un hotel de reducida capacidad y un tanto anticuado, pero cuya ubicación proporciona unas vistas privilegiadas a los huéspedes que se alojan en él.

Como apartados menos positivos cabe señalar la ausencia de servicios de ocio, y que sus instalaciones son bastante básicas. De cualquier modo, y aunque los precios son algo caros el nivel de satisfacción de sus clientes es alto.

01-Instalaciones generales:

El Hotel Riu Fluviá es un hotel de categoría 4 estrellas pequeño, de tan sólo 32 habitaciones, todas ellas con baño y unas bonitas vistas al campo. Sus instalaciones, adaptadas para personas de movilidad reducida, no son demasiado completas ni modernas.

Cuenta con ascensor y aparcamiento gratuito. También hay sala de reuniones y banquetes, así como bar con terraza y restaurante. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de hoteles de esta categoría, carece de piscina.

02. Precios baratos.

El precio de la habitación doble estándar está en unos 110 €, si bien en ocasiones pueden aplicarse descuentos de hasta el 20%. El desayuno no está incluido en el precio. Las habitaciones cuádruples o familiares tienen un precio de 170€. La percepción de los clientes es que los precios son un tanto elevados teniendo en cuenta que el hotel ofrece servicios e instalaciones bastante básicas y que el desayuno no está incluido.

03. Limpieza.

Hay a disposición de los clientes, diversos servicios de limpieza: planchado, limpieza en seco, y lavandería, además del común servicio de camarera de pisos. Los clientes consideran que en este apartado el hotel rinde a un nivel excepcional, y valoran muy positivamente la limpieza de las instalaciones.

04. Confort de las habitaciones

A pesar de contar con un número reducido de habitaciones, éstas son muy amplias y espaciosas. Las habitaciones cuentan con aire acondicionado, baño equipado, y televisión con un gran número de canales.

La mayoría de opiniones coinciden en la comodidad de las camas, aunque en algunos casos concretos se critica el mal estado del colchón, lo que hace suponer que algunas habitaciones pueden resultar no tan confortables. La decoración es un tanto anticuada, con muebles algo antiguos y cuadros que le dan un aspecto algo retro.

Los baños son correctos, aunque un también anticuados, y con artículos de aseo que no están a la altura de la categoría del hotel. Otras quejas respecto a la habitación hacen referencia a la ausencia de enchufes en la mesilla de la habitación.

Sin embargo, a pesar de esos pequeños detalles, la opinión mayoritaria es que se trata de habitaciones tranquilas y cómodas, con unas relajantes vistas a la naturaleza, por lo que el hotel es una buena opción para quienes buscan descanso y tranquilidad.

05. Localización y comunicaciones.

La ubicación del hotel, en las afueras, pero a una distancia moderada del centro de Olot, es muy bien considerada por los clientes, que aprecian la tranquilidad del entorno y las excelentes vistas. Al centro de Olot puede llegarse en una corta caminata de 10 minutos. Hay servicio de traslados al aeropuerto de Girona (de pago).

06. Diseño.

Si en otros aspectos destaca especialmente, no lo hace así en este. La decoración es sencilla y tradicional tirando a anticuada, con muebles antiguos de madera, cuadros y suelos de moqueta que le dan un cierto toque años 70. Una reforma a nivel de estética no le vendría nada mal, tanto si es para sacar brillo a un aspecto más clássico, pero cuidado, como para renovar completamente el look del hotel.

07. Atención y personal.

La recepción funciona 24 horas y atiende a sus clientes en cualquiera de los 5 idiomas que conocen: francés, español, inglés, alemán y catalán. Ofrece servicio de guarda equipaje e información turística.

Los clientes hacen mención al trato del personal de recepción en términos muy elogiosos. Atentos, amables, agradables, atención exquisita…lo que demuestra que en este hotel la atención al huésped es una prioridad y un aspecto al que se presta máxima atención.

08. Tecnología y Wi-Fi.

Hay conexión a internet Wi-Fi en todo el hotel, habitaciones incluídas, que puede ser utilizado de forma gratuita. Su funcionamiento es correcto.

09. Ocio y exteriores.

La oferta de ocio del hotel Riu Fluvia es bastante limitada, ya que no cuenta ni con piscina, ni animación, ni otros servicios de entretenimiento que son habituales en hoteles de 4 estrellas. Tan sólo cuenta con una bonita terraza desde la que puede apreciarse el paisaje exterior.

Sin embargo, tanto en Olot como en el parque de la Garrotxa, situado a 1´3 km, pueden realizarse rutas de ciclismo y montar a caballo. También hay varias rutas de senderismo que dan comienzo en las cercanías del hotel.

10. Niños.

En el hotel pueden alojarse niños de todas las edades, pero si son menores de 2 años, pueden hacerlo de forma gratuita, bien en las camas existentes, o bien en una cuna. En el caso de familias con más de 1 niño, pueden alojarse en habitaciones familiares.

11. Spa & relax.

Aunque el hotel carece de instalaciones de Spa, es perfecto para el relax por el entorno en que su ubica, y el buen aislamiento de ruido de las habitaciones. Quienes busquen un lugar tranquilo y silencioso, tienen en el Riu Fluviá el sitio ideal para descansar.

12. Restauración.

Cuenta con un bar con terraza que ofrece vistas impresionantes a la montaña. También hay un restaurante que sirve un desayuno buffet variado y prepara almuerzos y cenas, con especialidades, principalmente, de cocina catalana y española, y en el que se puede pedir a la carta.

En referencia al desayuno, el buffet tiene un precio de 10 euros, y aunque no hay quejas respecto a su calidad, algunas personas consideran que es poco variado y excesivamente caro. Lo mismo se aplica a los precios del restaurante en general, tanto en comidas como en cenas, aunque no es una opinión generalizada.

En cuanto a la calidad de la comida y el servicio, es en líneas generales, satisfactoria, por lo que puede considerarse que el hotel cumple en el apartado de restauración los mínimos que cabe esperar de un hotel de esta categoría.

13. Con encanto.

El hotel no tiene ni decoración ni servicios de ocio que lo hagan especialmente atractivo, pero sus vistas y el entorno natural que lo rodea sí que son un plus a la hora de considerarlo como hotel con encanto. Así que, en este sentido, puede decirse que para quienes aprecien este punto, encontrarán su estancia en el Riu Fluviá como especialmente agradable.

14. Mascotas.

El hotel no admite que los huéspedes traigan sus mascotas consigo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *