Playa de arena de Can Comes

Entre la Reserva Natural de los Aiguamolls de l’Empordà y el mar hay una franja de tierra y dunas en la que no se suelen concentrar tantos bañistas como en las playas que están frente a una ciudad costera. Es la playa Can Comes, un extenso arenal de casi 4 Km que van desde la desembocadura del río Muga hasta la desembocadura del río Fluvia. Su baja ocupación se debe en gran medida a que no es posible llegar hasta ella en coche, sino que hay que aparcar en una playa vecina e ir hasta allí andando por la playa.

El mayor valor de la extensa playa de Can Comes es que se trata de un paraje natural, sin construcciones humanas, tal y como debían de ser la mayor parte de playas un par de siglos atrás. Forma parte de Castelló d’Empuries y en ella la tradición es nudista, por lo que allí te encontrarás personas que toman el sol o se bañan tal y como sus madres las trajeron a este mundo. Por respecto los bañistas que acuden a Can Comes deberían de evitar también llevar el bañador puesto una vez se cruza la desembocadura de la Muga.

DCF 1.0

Como llegar

Para ir a esta playa hay tres caminos posibles, ninguno de ellos evidente o sencillo, así que vamos a explicarlos uno a uno.

Via Empuriablava. Para llegar a Can Comes una opción es dirigirte a la Playa de Empuriabrava, que está al norte de Can Comes, y aparcar allí tu vehículo. No hay transporte público y el sitio para aparcar es limitado, por lo que eso facilita que no llegue demasiada gente. Una vez allí hay que seguir la playa en dirección sur hasta llegar a la desembocadura del canal de la Muga, la cual tienes que atravesar a pie. Lo podrás hacer sin problema ya que se ha añadido una franja de arena que comunica ambas playas, aunque es habitual que parte del agua del río pase sobre ella podrás cruzar mojandote un poco los pies o las piernas. Al llegar al otro lado ya estarás en Can Comes.

Como es posible que en el extremo norte de la playa haya más gente, si deseas estar más tranquilo es aconsejable que des un paseo por la orilla de la playa hasta estar en el centro de la zona protegida, cerca de la zona humeda conocida en catalán como Aiguamolls de L’Empordà.

A través del Camping Laguna. Este camping es privilegiado porque está al otro lado de  la desembocadura del canal de la Muga, y se puede acceder hasta allí en coche. Así que alojarse en el camping es una opción interesante. Para llegar hay que ir por la carretera C-260 y coger el camino del camping, que va paralelo al río Muga.

A través del parque natural. Hay una tercera posibilidad que en principio es la que está habilitada para agentes oficiales como guardas del parque natural y bomberos en caso de urgencia. Es lo que se llama el Camí de Voramar, es de tierra, tiene muchos cruces y es bastante probable que este embarrado o sea inaccesible ya que cruza una zona pantanosa. No recomendamos esta opción, aunque es la que te lleva al centro de la playa.

surf-costa-brava-girona

Que hacer

Dar largos paseos o hacer running en la orilla. Dicen que andar descalzo por una playa de arena es bueno para la salud de los pies, ya que fortalece la musculatura de la planta y ayuda a corregir los pies planos. Y en la playa Can Comes tienes varios kilómetros de recorrido si vas de punta a punta, e incluso puedes ir y volver corriendo justo por la orilla de la playa. Es una excelente forma de combinar tus vacaciones y tu pasión por el running.

Tomar el sol y bañarse. Actividades fundamentales para el 99% de la gente que va a la playa en verano. Aunque en otoño e invierno el porcentaje baja y encontrarás más personas que tienen otras prioridades.

Ver aves acuáticas. Es bastante frecuente poder ver diferentes especies de gaviotas, anades y otras aves que buscan alimento en las marimas de Los Aiguamolls de l’Emporda. Si te gusta la naturaleza también puedes observar diferentes especies vegetales e insectos propios de los ecosistemas de dunas del Mediterráneo.

Jugar con una cometa. La combinación de espacio, baja densidada de bañistas y un viento moderado es una buena combinación para hacer volar las cometas. La arena es fina y no hay rocas, por lo que puedes jugar tranquilamente con el viento de levante.

Surf. Tanto si eres amante del kitesurf o del windsurf en esta playa de la Costa Brava tienes un lugar interesante para practicar. A diferencia de los otros bañistas los practicantes de surf no suelen llegar a pie a Can Comes, sino que van a la playa de Sant Pere y una vez en el mar dejan que el viento y las olas les traigan hasta esta zona más apartada.

Comments (0)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *