El Puente de Besalú, una joya de la arquitectura medieval

La fotografía más emblemática de un viaje a Besalú es la que uno puede hacerse en su puente medieval, que con una longitud de 135 metros y siete arcos es una joya de la arquitectura medieval. Está a las afueras de la ciudad, cruzando el río Fluvià, por lo que lo encontrarás segun llegues a este pueblo con encanto del norte de la povincia de Gerona. Sus torres defensivas hacen que su altura, desde el río, alcance los 14 metros y que tenga un perfil singular, facilmente reconocible. Su anchura de 4 metros permitia el paso de carros y carretas cuando fue construido, aunque hoy en día solo se permite el paso peatonal por él.

besalu-medieval

Arquitectura medieval del puente

Como todos los puentes antiguos y medievales de gran tamaño se trata de una estructura de gravedad abovedada que trabaja a compresión. El esfuerzo al que esta sometido la estructura es el peso de las propias rocas que lo forman y de la gente que pueda pasar sobre él. Por ello son vitales los pilares, que recogen la carga, y los arcos que la distribuyen a los diferentes pilares.

Gran parte de la importancia de este puente de piedra se debe a que es el puente de España que conserva más elementos medieval

  • Planta quebrada. Si se observa el puente desde arriba a vista de pájaro se puede observar como no todos sus segmentos apuntan en la misma dirección, sino que su dirección rota hacia un lado, quedando como una línea quebrada.
  • Torreones defensivos. Uno de ellos está situado en el extremo de la ciudad, ya que formaba parte de las murallas de la villa. El segundo está en mitad del puente y actua como puesto de defensa avanzado, muy útil para controlar la seguridad de los viajeros y repeler a bandidos.
  • Cobro del pontazgo. El puente también tiene un portón que atraviesa el torreon defensivo central en el que se tenía que pagar para entrar o salir de la ciudad de Besalú.
  • Bovedas de diferentes luces. Esto se realizaba porque se buscaba que cada pilar del puente tuviera la mejor cimentación posible, normalmente sobre roca madre. Se puede ver así que los arcos situados en los extremos son más pequeños y que en todos los puntos los pilares se situan sobre zonas rocosas.
  • Tajamares triangulares. Se pueden ver en ambos lados del puente de Besalú, situados desde el extremo hasta la altura de los arranques de las bóvedas. Los más sencillos de ver son los que se disponen arquillos de aligeramiento. También se ven los tajamares triangulares en los quiebros en los que cambia de dirección el puente.
  • Apartaderos.
  • Arco central ojival. Lo característico es su forma, que se asemeja al perfil del lomo de un asno. Es también el de mayor luz de todo el conjunto, con 27 metros.

Un dato curioso es que los expertos no datan todo el puente de la misma epoca, ya que ha sido reconstrudio en alguna ocasión. Las partes más antiguas son las dos arcadas que estan junto a la población, que son originarias del siglo XIV.

Historia del Puente de Besalú

No se tiene una fecha exacta de su construcción e inaguración, pero ya se tienen noticias de su existencia en el siglo XI, en 1075. en 1315 se reedifica siguiendo el mismo patrón que tenía, al igual que en 1390, ambas veces restableciendo las fortificaciones. Y las obras no terminan aquí porque las fuertes riadas obligan durante los años siguientes a seguir haciendo reparaciones.

Pasada la Edad Media el puente pasa un periodo en el que no necesito ninguna restauración, hasta que en el siglo XIX se decide eliminar las torres para permitir el paso de maquinaria pesada al interior del pueblo. Sin embargo estos elementos emblematicos del Puente de Besalú se restablecieron en 1917 en el proyecto de reconstrucción de José Danés y Torres. Y esta no fue la última restauración, ya que los envites de las bombas y voladuras durante la guerra civil destozaron de nuevo el puente.

El puente tal y como lo conocemos ahora, en el siglo XXI es obra de del arquitecto Pons y Sorolla, que restauró la estructura teniendo en cuanta el registro fotográfico y los conocimientos históricos del momento. En 1965 se terminó su restauración.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *