Ermita de Santa Brígida d’Amer

Situada sobre unos acantilados, la ermita de Santa Brígida es uno de los edificios historicos que da encanto al pueblo de Amer. Es un edificio monástico, de origen medieval y estilo arquitectónico románico. Su situación, cercana al pueblo, pero fuera del casco urbano, era perfecta para la contemplación y oración. Con el tiempo, el edificio fue abandonado y sufrio un importante deterioro, hasta que con el esfuerzo del grupo excursionista GEAE la ermita fue reconstruida y rehabilitada, por fuera y por dentro.

En la actualidad la Ermita de Santa Brígida es un punto de referencia y encuentro para aquellos que disfrutan de una excursión y unas buenas vistas. Desde su posición elevada se puede observar el pueblo a vista de pájaro y también las montañas circundantes, incluyendo en el norte parte de los Pirineos catalanes. También es un punto de referencia para los aficcionados a los deportes de aventura al aire libre, especialmente la escalada ya que en los acantilados que hay a sus pies hay unas 30 vías de escalada, divididas en dos zonas.

Como llegar

Una vez llegues al pueblo de Amer, en la comarca de la Selva, Girona. Debes dirigirte al campo de futbol de la población, allí es buena zona para aparcar el vehículo. Luego se sube por una pista forestal, que recorre una zona arbolada con encinas y robles. Enseguida verás las marcas que te llevaran por un caminito de fuerte pendiente, cerca del 45º, que segun se llega arriba se suaviza, hasta llegar a la ermita de Santa Brígida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *